Considero, que cuando tenía 8 años, yo era una verdadera GALLA, incluso cuando tenía 15, con todo que empecé a fumar, tenía novio y me las creía que tenía a Dios agarrado por la chiva, definitivamente, era GALLA.

Hoy, mientras llevábamos a mi sobrina de 8 años al turno de la tarde del cole, me dice:


Huevón -"Tata, te cuento un chiste!"
- "Dale"
- "Una vez la mae en el cole le pregunta al tomate:
-'¿Qué vas a ser cuando seas grande?'
- 'Un Tomatón'
- '¿y tú cebollita?'
- 'Un cebollón'
- 'y ¿tú lechuga?'
- 'un lechugón'
y entonces el huevo se puso a llorar".


Queriendo convencerme a mí misma que mi sobrina no tenía ni idea del chiste, reté su picardía, le pregunté:

- "Y ¿por qué el huevito se puso a llorar?"

y con todo el esplendor de su risa me dice:

- "¡Ay Tía! ¡Porque iba a ser un HUEVON!, ¿no entiendes?"

No sé si sabe en el contexto que lo dijo (aún soy una GALLA) quiero pensar que le da gracia el hecho de imaginarse una postura de gallina de tamaño descomunal.


escribir