El próximo miércoles 23 de Febrero se proyectará en La Casa de la Cultura Ramón Vásquez Brito (Porlamar, Edo. Nueva Esparta) la película argentina El Lado Oscuro del Corazón. La proyección comenzará a las 19:30 (7:30 pm) y la entrada es gratuita pero con límite de cupos, por lo que se recomienda llegar temprano para garantizar el puesto.

Puedo decir que este film lo he visto infinidades de veces, tanto así que llegué a saberme los diálogos en su totalidad y es de esas pelis que no me canso de ver.

Extraña, irreverente, con humor negro, El Lado Oscuro del Corazón cuenta la historia de Oliverio Girondo, magistralmente interpretado por Dario Grandinetti. Oliverio es un poeta bohemio y recorre la ciudad de Buenos Aires buscando a "la que sabe volar"; en su obsesionada búsqueda, una misteriosa mujer (Nacha Guevara) lo acosa, lo persigue por donde va, quiere llevárselo pero no puede por lo maravilloso de las palabras del poeta (de esos que ya no existen).

Con escasos recursos para vivir, Oliverio, acompañado de sus dementes amigos, se las ingenia para conseguir algo de plata. La seducción, el amor y la poesía se conjugan mientra el protagonista sigue esperando a la que vuela que conoce en un viaje a Uruguay. Esta mujer maravillosa (Sandra Bellesteros) le hará perder la razón o recobrar el sentido del amor, según el cristal del espectador.

El film se estreno en 1992. Esta dirigido por Eliseo Subiela (No te Mueras sin decirme dónde vas, Rehén de Ilusiones) y su libreto se complementa con poemas del poeta Uruguayo Mario Benedetti (1920-2009) y el mismo poeta argentino Oliverio Girondo (1891 - 1967). En un oscuro cabaret, Benedetti aparece en el film recitando "Corazón Coraza" en alemán.

Definitivamente no es una película apta para aquellos que sólo van al cine a ver una peli, ni a comer cotufas. Dudo mucho que sea apta para menores de 18 años. Sin embargo, para aquellos que les gusta lo bizarro, la poesía y que buscan volar es como anillo al dedo.

Más detalles en el Facebook de Amigos de La Casa de La Cultura Pueblo de la Mar Ramón Vásquez Brito (Click)

"Me importa un pito que las mujeres tengan los senos como magnolias o como pasas de higo;
un cutis de durazno o de papel de lija.
Le doy una importancia igual a cero al hecho que amanezcan con un aliento afrodisíaco o insecticida.
Soy perfectamente capaz de soportarles una nariz que sacaria el primer premio en una exposicion de zanahorias.
Pero eso si, y en esto soy irreductible,
no les perdono, bajo ningún pretexto, que no sepan volar;
si no saben volar, pierden el tiempo conmigo" (Fragmento de Espantapájaros 1, Oliverio Girondo 1932)