Por supuesto que siempre te recuerdo... Porque fuiste mi primer y quizá único amor.

A veces me hundo en la cotidianidad y esta vida no me deja mostrar mi lado más sensible, pero un día como hoy no me importa estar desnuda y dejar salir lo que realmente soy.

Tu recuerdo asalta mi memoria, y cada vez que lo hago me sumerjo en lo azul de tu mirada... Mi amor fue verdadero, mi primera entrega, mi primer real beso, mi primer y único amor.

Estamos tan lejos, nos sentimos tan cerca, nunca he dejado de amarte, aunque ese amor ahora es diferente, aunque haya tenido otras ilusiones, aunque haya sentido estar enamorada de otros... siempre fuiste mi Max d'amour, mi flor de loto... aunque hoy no crea en el amor.

Por ti fui una mujer mejor y hoy, después de 12 años, puedo afirmar que has sido una de las cosas más hermosas que conocí en mi vida. Tu mirada, tu mal humor, tu risa, tu garganta profunda, tu amor incondicional, tu paciencia para aguantar mis arrebatos, tu amistad...

Aún recuerdo cuando escuché por primera vez tu voz preguntándome dónde quedaba el banco provincial, tu osadía para pedir mi teléfono, la tarjetita marrón que te entregué, los dibujos que me hiciste, Kumys llorando el día que la conocí, Tití y su gran melena... El primer beso, la primera vez que me hiciste el amor en plena tarde en San Antonio y las costillitas con compota...

Esas mini vacaciones en Higuerote, nuestras tontas peleas, nuestro Héroes del Silencio y las sirenas varadas, el momento que me presentaste a Morrison, tu fuerte abrazo cuando apareciste en el funeral de mi papi, nuestra primera y última vez, la mirada de terror cuando te dije que temía estar embarazada, tus historias cuando dejaste de ser angel negro, cuando te volviste a enamorar, cuando te dije que me iba para siempre de la ciudad.

Creo que fuiste mi primer y único amor. Después de 12 años y casi pisando los 34, puedo decir, que no he amado a nadie más como te he amado a ti. Y dudo que vuelva a vivir lo que a tu lado viví. Aunque el amor se haya transformado, aunque hoy sólo te recuerde con cariño, aunque hoy te ame como un hermano... Aunque hoy ya no crea en el amor.

Y esta es mi manera de decirte feliz cumpleaños, hoy que nos separan miles de kilómetros, un largo y eterno mar, siempre estas aquí, presente, latente, en el corcho de mi habitación, en lo profundo de mi mente, en el sudor de mis ganas, en el centro de mi corazón, en la voz de Enrique...

Te amo y siempre te amaré, con diferentes intensidades, con ese amor que no entienden los humanos, con ese amor de hermanos aunque al principio fuimos amantes... Hoy cuando sé que nunca más podremos vivir lo que una vez vivimos, hoy que después de 12 años por primera vez conocí el amor... Las estrellas me iluminan, hoy me sirven de guía y me siento tan fuerte que pienso que nadie me puede tocar...

Te amo, aunque hoy ya no crea en el amor... este cuarto no para de menguar...


Powered by Castpost