Tenía mil cosas en mente para escribir esta semana, pero como casi siempre me pasa, me bloqueé y las olvidé. Así que, como no encontré nada mejor que hacer, hablaré de las pelis que ví ayer sábado.

Me encanta ver películas, es una de mis actividades favoritas, paradójicamente, casi nunca voy al cine, de hecho, la última vez que entré a una sala de cine fui a ver los 4 fantásticos.

Ayer me eché en mi hamaquita a ver 2 pelis. Aunque soy malísima en cuanto a la crítica se refiere, aquí dejo estas dos recomendaciones que en lo personal me agradaron bastante:

"CAZADORES DE MENTES" (Mindhunters)

Mindhunters Me mantuvo en tensión y suspenso la gran parte de la peli, casi el 90%. Se trata de 7 agentes que aspiran entrar al cuerpo élite del FBI "Cazadores de Mentes" donde se les instruye, a través de simuladores, cómo entrar en la mente de un asesino. Su instructor (Val Kilmer) parecer ser una persona con aires de superioridad y lejos de inspirar a sus pupilos pareciera que quisiera que todos fallaran en las pruebas.

Estos chicos son enviados a una isla dehabitada por un fin de semana para cumplir una última misión de su entrenamiento antes de la selección. Se trata de un campo de entrenamiento en el que todos los chicos tendrán que poner a prueba sus dotes de deducción contra un asesino en serie lamado "El Marionetista". Un detective de del Dpto de Homidicios de Philadelphia es asignado a la misión para apoyar a los 7 aspirantes. Los ejercicios en ese campo de entrenamiento no sólo ponen a prueba las habilidades de los chicos para determinar perfiles psicológicos, también ponen a prueba su instinto y voluntad de supervivencia.

"HOSTAGE"

Mindhunters O de cómo un simple robo se convierte en un complicado secuestro. Es una historia un poco complicada para explicar, pero trata más o menos de un negociador de la policía de Los Angeles llamado Jeff Talley (Bruce Willis), quien ante el fracaso en una situación con rehenes, abandona la ciudad para ocupar un cargo de menor entidad como jefe de policía de otra ciudad. Tres adolescentes vigilan el hogar de una familia multimillonaria con miras a robarles el carro eligiendo la casa equivocada, el día equivocado. Sin querer el simple robo se convierte en un secuestro.

Talley, no queriendo volver a vivir lo que le hizo abandonar Los Angeles, no tarda en delegar su autoridad sobre el caso al Departamento del sheriff del Condado, para abandonar la escena. Sin embargo, dentro de la casa donde están los rehenes, hay información digital del máximo interés para unos misteriosos delincuentes. Estos delincuentes harán lo que sea por recuperar esa información y amenazan a Talley para que sea él quien se encargue del asunto. Bajo una situación imprevisible y mucho mas horrorosa de lo que Talley hubiese imaginado, este policía se ve obligado a retomar el mando que ya había abandonado, negociar con los adolescente que ahora se convirtieron en secuestradores, salvar a los rehenes de la casa, encontrar la información digital y librarse de una situación que lo desespera.

Y en este momento señores, me voy a echar a ver tres peliculillas más: Cindirella Man, Mr & Mrs. Smith y quizá me de tiempo de ver Charlie y la Fábrica de Chocolates (armada con un gran Toblerone®)