Hoy tomé una gran decisión.

Viajaba en un autobús con mi beba de 2 años en los brazos y a una cuadra de mi parada mis pensamientos empezaron a hacer ruido, gritándome ahogadamente "hazlo, hazlo, hazlo", rogaban ser escuchados... hasta que me dije: "Ok, sí, sí lo voy a hacer"

Pedí al conductor que me dejara en la parada, y mientras le pagaba me volteé hacia los pasajeros que estaban en ese autobús y con voz bastante temblorosa empecé a hablarles:

"Buenos días, me da pena lo que voy a hacer pero lo voy a hacer. Esta semana es importantísima para el país. Estamos escribiendo la historia de Venezuela. Este Domingo, salgan a votar, no importa cual sea el color de su pensamiento, no importa cual es el candidato de su preferencia, pero por favor, salgan a votar. Y los que aún no saben por quién votar, los que están indecisos, tienen 6 días para tomar una decisión... Tengan todos un buen día"

Los miré a TODOS a los ojos mientras hablaba,me temblaban hasta las pestañas, vi que algunos me sonreian, vi algunos labios diciendo "gracias" y vi algunos como en shock al ver que una mujer con una bebe en los brazos no les estaba pidiendo dinero echándoles el cuento de alguna enfermedad ni ofreciendo rifas o caramelos a un precio imperdible... Solo era mujer pidiendo por su país.

Supongo que esas son las cosas que hacemos por lo(s) que amamos

Me bajé de ese autobús como un manojo de nervios, esperando que alguien me gritara loca o me lanzara un vaso plástico...cuando entré a la emisora la mezcla de nervios, emoción y orgullo me llenaron los ojos de lágrimas y se lo contaba a todo el que alli estaba...

Aún tiemblo, con uno sólo que haya podido motivar mi breve y torpe alocución, me sentiré felizmente satisfecha.

Los invito a que se conviertan en motivadores, a que respeten la ideologia de cada quien, a que defiendan su posición sin caer en insultos.

Venezuela en ti confío... 
Cómo te quiero Venezuela...

Milagros Cabana
8 de Abril 2013